Tipos de carretillas elevadoras

Las carretillas elevadoras, también conocidas como montacargas, son equipos esenciales en almacenes, centros de distribución y sitios de construcción. Estas máquinas, diseñadas para levantar y transportar materiales pesados, han revolucionado la industria al facilitar la manipulación de carga. También, su versatilidad y capacidad para moverse en espacios reducidos las hacen indispensables en entornos logísticos.

Las carretillas elevadoras desempeñan un papel crucial en la cadena de suministro, ya que estas están diseñadas para agilizar la carga y descarga de mercancías. Su capacidad para elevar grandes pesos a alturas significativas las hace ideales para apilar productos en estanterías, optimizando el espacio en almacenes. Además, contribuyen a la seguridad laboral porque al reducir la necesidad de levantar manualmente objetos pesados, disminuye así el riesgo de lesiones para los trabajadores.

Diferentes tipos de carretillas

Existen varios tipos de carretillas elevadoras, cada una adaptada a diferentes necesidades. Los tipos de carretillas en un almacén incluyen las siguientes categorías:

Transpaletas:

Utilizadas para transportar cargas en distancias cortas. En esta categoría se pueden encontrar transpaletas manuales, donde es el operario el que realiza la fuerza. Pero también pueden ser eléctricas, en las que el uso de la fuerza del operario se reduce gracias al motor eléctrico. Y, además de la versión eléctrica estándar, también se puede optar por las transpaletas con plataforma o con el conductor montado.

Carretillas elevadoras Transpaleta

Apiladores:

Ideales para cargar y descargar cargas paletizadas, y disponibles en variantes con el conductor detrás, al lado o en una plataforma. Estos están equipados con un mástil que permite la elevación de cargas a alturas medias, y por su diseño compacto los hace ideales para maniobrar en espacios reducidos. Funcionan mediante una batería que impulsa el motor de elevación, por lo que facilita la manipulación de cargas sin la necesidad de esfuerzo humano para la elevación hidráulica.

Carretillas elevadoras Apilador

Carretillas retráctiles:

Son ideales para los espacios más reducidos y alturas de elevación elevadas. Esto es posible gracias a su habitáculo completamente integrado y proporcionado al operario, lo que ofrece una inmejorable visibilidad milimétrica durante las maniobras y operaciones. Está diseñada para aprovechar al máximo el espacio en almacenes, permitiendo giros, así como desplazamientos laterales y frontales. También permite apilar la carga a gran altura con suavidad y precisión.

Carretilla retráctil

Carretillas contrapesadas:

Son un tipo de carretilla elevadora que se caracteriza por incorporar un gran contrapeso en su parte trasera para equilibrar la carga que se levanta en la parte frontal. Este contrapeso permite situar la carga en un punto de apoyo en la parte frontal de la carretilla sin riesgo de vuelco. Estas carretillas son ideales para trabajar tanto en el interior como en el exterior, y son especialmente recomendables para manipular grandes pesos; con capacidades de entre 1 y 60 toneladas y alturas de elevación de hasta 7 m. Por lo que su uso es óptimo para trabajar en almacenes y otras áreas de carga y descarga, ya que son rápidas y pueden operar en diferentes condiciones, tanto en interiores como en exteriores.

Carretilla Contrapesada

Recogepedidos:

Son máquinas utilizadas en almacenes para la recogida de pedidos en estanterías. Estas tienen la capacidad de transportar un operador ya que cuentan con una pequeña plataforma donde se ubica la persona que maneja la carretilla. Las carretillas recogepedidos permiten que el operario que las manipula pueda acceder a los controles del vehículo y a la vez tenga acceso directo a la carga. Además, existen recogepedidos verticales que ofrecen un rendimiento de picking de hasta 14 metros de altura, por lo que suelen ser utilizados en líneas de producción, aeropuertos, estaciones ferroviarias y puertos.

Carretillas elevadoras Recogepedidos

Tractores de arrastre:

Este tipo de maquinaria está diseñada para engancharse a remolques y son capaces de transportar grandes cantidades de carga. Por lo que las hace ideales para mover mercancías pesadas a lo largo de distancias cortas o largas. Existen diferentes tipos de tractores de arrastre. Además, algunos están diseñados para pasillos estrechos, suelos irregulares o para soportar cargas de gran peso. También se clasifican en tractores de arrastre eléctricos y de otros tipos, en función de la fuente de energía que utilizan para desplazarse.

Carretillas elevadoras Tractor arrastre

Características de las carretillas elevadoras

Las carretillas elevadoras presentan diversas características importantes que las hacen adecuadas para distintas tareas de manipulación de carga. Entre ellas se encuentran las siguientes:

  • Versatilidad: Las carretillas, como las elevadoras y retráctiles, son fundamentales para mover palets entre diferentes espacios, lo que influye en la capacidad de almacenaje y la distribución de los productos en el almacén.
  • Adaptabilidad al espacio: Las carretillas inciden en la anchura mínima de los pasillos y la altura máxima de las estanterías, por lo que determina la cantidad de estanterías que se pueden instalar y la capacidad de almacenaje.
  • Energía: Las carretillas pueden ser eléctricas, diésel o de gas, lo que permite adaptarlas a las necesidades y restricciones del almacén, como ambientes cerrados o requisitos de emisiones.
  • Maniobrabilidad: Las carretillas retráctiles son ideales para trabajar en pasillos estrechos y tienen la capacidad de elevar cargas a alturas superiores a 14 metros, lo que permite un mayor aprovechamiento del espacio de almacenaje.

Tabla de tipos de carretillas y sus funciones

Esta tabla resume algunos ejemplos de los tipos de carretillas elevadoras disponibles en el mercado, cada una con funciones y sistemas de funcionamiento específicos.

Tipos de carretillas elevadorasFunciónSistema de funcionamiento
TranspaletasCarga y descarga diariaManual, eléctrico
ApiladoresTransporte interno de palets entre operativasManual, eléctrico
Carretillas retráctilesAlmacenamiento en alturasEléctrico
Carretillas contrapesadasManejo y transporte de carga pesadaDiésel, gas, eléctrico
RecogepedidosRecogida de pedidos en estanteríasEléctrico
Tractores de arrastreTransporte de grandes cantidades de cargaDiésel, gas, eléctrico

Factores a tener en cuenta al elegir una carretilla de almacén

Al elegir una carretilla para un almacén, se deben considerar varios factores importantes, que incluyen:

  1. Tipo de carga: Es fundamental conocer el tipo, peso y tamaño de la carga que se manipulará, porque esto determinará el tipo de carretilla más adecuado.
  2. Altura y diseño del almacén: La altura de las estanterías, la distribución de las mercancías y la anchura de los pasillos influirán en la elección de la carretilla, por lo que no todas son adecuadas para las mismas alturas o espacios.
  3. Fuente de energía: Se debe considerar si se necesitan carretillas eléctricas, de gas o diésel, ya que esto dependerá del entorno de trabajo y las restricciones de emisiones.
  4. Frecuencia de utilización: La cantidad de horas de uso diario, los turnos de trabajo y la intensidad de la operación son factores determinantes para elegir el tipo de carretilla más adecuado.
  5. Entorno de trabajo: Se debe evaluar si la carretilla operará en interiores, exteriores o en ambos entornos, así como la disponibilidad de sistemas de ventilación y la existencia de posibles obstáculos.
  6. Diseño del almacén: Factores como la altura de los techos, el ancho de los pasillos, la presencia de compuertas y puertas, y el tipo de suelo del almacén son relevantes para la elección de la carretilla adecuada.

Cómo afecta el tamaño del almacén a la elección de la carretilla

El tamaño del almacén afecta significativamente la elección de la carretilla porque dependiendo de este habrá diferentes factores a tener en cuenta, como la distribución del espacio, la altura de las estanterías y la amplitud de los pasillos. Por ejemplo, en almacenes con pasillos estrechos, las carretillas retráctiles son ideales, ya que pueden maniobrar en espacios reducidos y elevar cargas a alturas superiores a 14 metros, lo que permite un mayor aprovechamiento del espacio de almacenaje. También, la elección de carretillas elevadoras se ve condicionada por la distribución del almacén y los sistemas de almacenaje y por la anchura de los pasillos, ya que esto influye en la versatilidad y adaptabilidad de las carretillas a las características del almacén.

En resumen, el tamaño del almacén impacta en la elección de la carretilla, porque influye considerablemente en la maniobrabilidad, la altura de elevación requerida y la adaptabilidad al espacio disponible.

Mantenimiento y seguridad

El mantenimiento adecuado de las carretillas elevadoras es esencial para garantizar su funcionamiento seguro y eficiente. Las revisiones periódicas, el reemplazo de piezas desgastadas y la formación continua para los operadores son fundamentales para prevenir accidentes. Asimismo, el cumplimiento de las normativas de seguridad y la capacitación del personal son aspectos críticos en el uso de estos equipos.

Baterias y Amperios