Todo lo que debes saber sobre apiladores eléctricos

Mucho hemos hablado sobre las carretillas elevadoras y sus baterías. Sin embargo, podemos contar con herramientas similares a las carretillas algo más desconocidas hasta ahora como pueden ser los apiladores eléctricos.

Se trata de una herramienta utilizada como medio de transporte interno. Su finalidad es la de almacenar y apilar las mercancías en un almacén o centro de logística. Podemos encontrar apiladores manuales y apiladores eléctricos.

En cierta forma, podría decirse que este tipo de apiladores son un tipo de carretilla elevadora que funciona con una batería de litio o de plomo ácido, facilitando el trabajo de almacenaje y apilado.

Por lo general, los apiladores están fabricados con materiales ligeros y plásticos. Además, incluyen dos brazos de soporte paralelos y ruedas en los extremos. También incluyen horquillas que se encuentran unidas al mástil. Estas horquillas permiten que el pallet se eleve. Todo ello va unido a la máquina, en la que se encuentran el timón y la batería

 

Características de los apiladores 

 

apiladores eléctricosLos apiladores eléctricos se han convertido en una las mejores opciones para el transporte interno horizontal. También son la mejor opción para el almacenaje y apilado de mercancía ya paletizada, sobre todo en lugares de espacio reducidos. Esto es así gracias a que se puede aumentar la capacidad de realizar maniobras en estos pequeños espacios.

 Además, será necesario contar con un operario cualificado y contar con los permisos necesarios según la normativa. En este sentido, es necesario que el operario conozca dichas normas, así como las indicadas en el manual de uso y mantenimiento del propio apilador. De esta forma se podrán evitar errores en el manejo y en el mantenimiento de la maquinaria.

Existen diferentes modelos, según la posición que ocupe el operario. Se pueden distinguir tres tipos:

  • Con conductor acompañante. El empleado conduce de pie el apilador, desde el suelo.
  • Conductor sobre plataforma. El conductor lo guía de pie, pero desde el propio apilador.
  • Conducto sentado. Como su nombre indica, el operario lo conduce sentado en la propia máquina.

Ventajas de utilizar apiladores eléctricos

 

Utilizar apiladores eléctricos como transporte interno conlleva una serie de ventajas, entre las que se encuentran la mayor capacidad de elevación de la mercancía, que puede elevarse hasta los seis metros de altura.

Además, como ya hemos mencionado, los apiladores tienen la capacidad de maniobrar en los espacios más pequeños. Esto, junto a su mayor capacidad de carga y transporte, hacen que los apiladores sean muy versátiles.

Otra de las ventajas de los apiladores eléctricos es la mayor comodidad para el operario que se encuentra realizando el trabajo, ya que la fuerza de tracción recae sobre la propia máquina. Esto también conlleva otra ventaja, que es el ahorro de tiempo y de trabajo.

A la hora de elegir el tipo o modelo más adecuado, deberemos tener en cuenta las necesidades de la empresa, el espacio en el que se va a trabajar, el peso y el tipo de carga, la altura a la que se debe almacenar y apilar, el uso diario, etc.

 

Baterias y Amperios