Características de la traspaleta eléctrica

Actualmente existen una gran cantidad de herramientas y maquinaria que facilitan la vida y la logística de las empresas. Seguro que muchos pensamos en las carretillas elevadoras. Sin embargo, estas no son las únicas, ya que también podemos encontrar la traspaleta eléctrica.

Este tipo de maquinaria, que también puede ser manual, es muy fácil de manejar. Gracias a su uso se podrá contar con un sistema para trasladar cargas o palets en operaciones de picking, carga y descarga y transporte de mercancías. No es una herramienta de elevación como tal, sino de transporte, de traslado de un sector del almacén a otro.

Además, gracias a la incorporación de un motor eléctrico, la traspaleta eléctrica cuenta con una mayor operatividad. De esta forma, se reduce el esfuerzo físico que deben realizar los operarios en este tipo de tareas.

Este tipo de traspaletas pueden tener diversas estructuras, aunque la más utilizada es la estructura de horquilla constituida por dos brazos paralelos y horizontales que están unidos a un cabezal, donde se encuentran las ruedas que ayudan a mover este pequeño vehículo.

No hay que olvidar que gracias al uso de este tipo de traspaletas se pueden realizar mayores cargas y transportes de mercancías de una forma mucho más rápida, sencilla y a mayores distancias que cuando se trata de una traspaleta de tipo manual.

traspaleta electrica

Más cuestiones que debes conocer sobre la traspaleta eléctrica

Como hemos dicho anteriormente, la traspaleta eléctrica otorga mayor facilidad a la hora de transportar mayores cargas. Este tipo de herramientas suele emplearse sobre todo en zonas de almacén para poder mover los palets de una zona de trabajo a otra. Y es que al ser más pequeñas que las carretillas, las hace ideales para zonas donde éstas no podrían acceder.

En este sentido cabe recordar que este tipo de traspaletas pueden levantar la carga a bastante altura. De esta forma, destaca su capacidad de poder subir la carga de varios palet de forma simultánea a un camión de carga.

Pero además de eso, este tipo de traspaletas cuentan con una mayor seguridad ya que cuenta con un limitador de velocidad controlado electrónicamente. A esto se une que cuenta con parada de emergencia, frenado y bombas de elevación hidráulicas eléctricas.

Asimismo, al no tener que realizar demasiado esfuerzo físico, el operario puede centrarse en la dirección de la carga para optimizar el transporte de cargas paletizadas. Esto otorga una mayor productividad en las tareas de la propia empresa.

Por ello, invertir en una transpaleta eléctrica es un beneficio a largo plazo para el negocio y el mantenimiento es mínimo durante la vida útil. La mayoría de las gamas incluyen capacidades desde 1500 kg hasta 2000 kg.

Y por su todo esto fuera poco, al tratarse de maquinaria eléctrica, no contamina y es respetuosa con el medio ambiente.

Baterias y Amperios